PRIMOCONVULSIONES EN UN PACIENTE DE 8 AÑOS

M.V Esteban Puccio
Diplomado en Neurología veterinaria
UNLP (Argentina)

El paciente, de raza Bulldog Francés, hembra, de 8 años, comenzó de manera aguda con crisis convulsivas 1 mes antes de la consulta actual. En este momento, había sufrido 3 crisis en 24 horas, después de las cuales, estuvo desorientada durante los siguientes 3 días. Continuo sin tratamiento y sin crisis durante 1 mes. En ese periodo de tiempo, le notaron un poco más apática y desganada.
Aproximadamente 3 días atrás, volvió a presentar una crisis única y se repitió al otro día, con las mismas características de la anterior. Tras esto comenzó a girar en círculos hacia la izquierda.

El examen neurológico, presenta hemiparesia derecha, con déficit propioceptivo y de maniobras posturales en EAD y EPD.

Todo ello compatible con una lesión estructural en el hemisferio cerebral izquierdo. Se sugiere resonancia magnética con contraste.

En la resonancia, se observa una lesión ocupante de espacio (LOE) compatible con neoplasia intraaxial (posiblemente glioma por las características de la imagen, ubicación y comportamiento de la misma luego del contraste) en el hemisferio cerebral izquierdo, en relación a lóbulos frontal, parietal y temporal, con centro necrótico y realce post contraste en la periferia de la LOE generando desvío de la línea media y aumento moderado de la PIC, observado por el borramiento de surcos corticales, presencia de edema vasogénico y ocupamiento de la cisterna cerebelomedular.

Imágenes transversales T2, en la que se aprecia la lesión ocupante de espacio, con su centro necrótico, edema vasogénico y borramiento de surcos corticales (signo de aumento de la PIC).
Imágen dorsal T2, en la que se aprecia la lesión ocupante de espacio, con su centro necrótico y edema vasogénico.
Imágen dorsal T2, en la que se aprecia la lesión ocupante de espacio, con su centro necrótico y edema vasogénico.
Imágen dorsal T1 post-contraste, en la que se aprecia la lesión ocupante de espacio como hipercaptante en la periferia.
 Imágen sagital T1 post-contraste, en la que se aprecia la lesión ocupante de espacio como hipercaptante en la periferia, se apercia ademas ocupamiento de la cisterna cerebelomedular por el propio cerebelo (signo de aumento de la PIC).
Imágen sagital T1 post-contraste, en la que se aprecia la lesión ocupante de espacio como hipercaptante en la periferia.

CONCLUSIONES

La resonancia magnética siempre esta indicada en los pacientes en los que las primoconvulsiones aparezcan después de los 6 años, más aún si el examen neurológico es compatible con lesión estructural. En este caso, las imágenes son compatibles con glioma, esta indicada también, la punción de LCR para examen citológico.